Concursales

La nueva Ley Concursal ha introducido importantes cambios con respecto a la legislación anterior y ha permitido unificar los procesos de quiebra y suspensión de pagos. Ha desarrollado así mismo una legislación tendente a simplificar los procesos y a obtener como resultado una reestructuración de las deudas de la empresa o la liquidación ordenada de la misma.

Entre las características esenciales de la ley destacan los diferentes tipos de concursos de acreedores que permite la misma, pudiendo ser este voluntario o necesario. El concurso voluntario lo plantea el propio deudor ante una situación de insolvencia actual o "inmediata", y le permite renegociar la deuda con los acreedores manteniedo la gestión del negocio. En caso de no llegar a ningún acuerdo en el plazo de 4 meses, se inicia el concurso propiamente dicho, donde se optará por continuar con la actividad renegociando la deuda o por liquidar la empresa.

El concurso necesario lo plantea alguno de los acreedores de la empresa ante la insolvencia de la misma. El deudor puede oponerse a la solicitud, probando la inexistencia del hecho en que se fundamenta la solicitud o dando pruebas de su solvencia.

En SC Asesores disponemos de un grupo de expertos que le ayudarán en todos los trámites económico - jurídicos relacionados con el proceso concursal. Nos encargaremos de llevar a cabo un análisis completo que determinará el grado de solvencia de la empresa y en función del resultado del mismo le asesoraremos sobre los pasos a seguir. También realizaremos un análisis sobre la viabilidad empresarial y las posibilidades de refinanciación,en base al cual se determinará cuál es la mejor estrategia a seguir, sea esta alcanzar un acuerdo de pago y la continuación de la actividad de la empresa o bien la liquidación ordenada de la misma.